Nuestro Blog

Manejo de un depurador de agua

Cuando se habla de un depurador de agua, todos imaginamos un gran proceso industrializado que se lleva a cabo, y ciertamente es así. Sin embargo, este proceso igualmente puede ser ejecutado en cada una de vuestras casas, ya que podemos encontrar equipos que pueden funcionar perfectamente  a nivel hogareño.

¿Cómo funciona un depurador de agua en casa?

Este sistema el cual se aplica en hogares no dista mucho de lo que se hace en forma industrial, solo es que se ajustan las dimensiones a lo que se necesita en casa. Por lo que se sigue usando la misma funcionalidad, solo que con dimensiones distintas. Y el objetivo principal es que se realice el proceso de depuración.

Este procedimiento se basa en el proceso que se le da al agua cuando esta se encuentra en mal estado, y que se descarga por medio de los desagües. Este tipo de proceso se aplica con el fin de lograr que esas aguas puedan ser usadas de nuevo. Cabe destacar que no son precisamente para uso de consumo en alimentos, o ducharnos, sino más bien para usos como el riego de  plantas, o lavado de áreas determinadas.

Este procedimiento además colabora con el fin de ahorrar consumo del vital líquido y que además nuestra factura se vea notablemente reducida.

¿Cómo logramos entender el funcionamiento de este proceso?

Mediante este proceso el objetivo es buscar la manera de que las aguas residuales de los baños, lavamanos o duchas puedan ser tratadas con el fin de ser reutilizada para fines específicos. Este tipo de mecanismos no se prestan para que las aguas puedan ser consumidas por los humanos. Ya que ameritarían de procedimientos mas tecnificados.

Sin embargo, esta es una buena forma de reusar las aguas y lo que aumentaría el aprovechamiento de la misma. Sin embargo, es preciso destacara que siempre también se dependerá de los surtidores de aguas principales, por lo que este proceso solo beneficia el aprovechamiento pero no nos hace prescindir del alimentador principal.

La instalación de un sistema de este tipo no supone enormes beneficio para el ahorro del agua que se utiliza. Ahora bien, que el costo del mismo es elevado, por supuesto que sí, sin embargo bien vale la pena invertir en este tipo de mecanismos, ya que los beneficios a largo plazo son enormes. Así que cuando se dispone de espacios verdes amplios, una de las mejores opciones para ahorrarnos algo en las facturas de agua, es la instalación de sistemas de este tipo.

Siendo no solo un beneficio personal el que desencadena el uso de estos sistemas, sino lo que supone igualmente para el medio ambiente y para zonas específicas del planeta que carecen tanto del vital líquido.

Proceso de limpieza del agua

Estos sistemas funcionan es por medio de un mecanismo que se conoce como el sistema de oxidación total. El cual se trata de alimentar de oxigeno al agua que se desee tratar, siendo este método uno de los más usados y preferidos por todos, ya que mejores beneficios y aporte da. Ya que logra limpiar y acondicionar eficientemente el estado del agua. Eliminando mayor cantidad de microorganismos.

Se acciona cuando el agua  a tratar logra entrar en la capa de oxigenación, en donde el agua recibe la cantidad de aire necesaria, y que al entrar en contacto con los microorganismos presenten en el fango, estos se eliminan de forma automática y eficiente.

Al momento en que el aire deja de incorporar al agua es cuando el fango logra situarse en el fondo de la misma y bes cuando el agua que se encuentra en la zona superior se encuentra lista para ser usada. La cual se extrae mediante compresores que permiten que sean expulsadas.

Y es ahí cuando ya puede ser usado en tareas domésticas de limpieza o en el uso de jardines. Cada vez que se desee se puede colocar este sistema a funcionar todas las veces que sean necesarias. Lo importante es siempre tener presente para cual es el uso de la misma.

No tires nada raro por tu WC

No estaría de más tener muy bien controlado todo lo que arrojamos por el WC. Y es que no debemos olvidarnos de que el retrete no es ningún vertedero ni basurero; todo lo que tiramos en él puede tener un efecto consiguiente en la instalación de tuberías. Si los conductos están unidos, puede atascarse incluso la ducha o la bañera, de manera que el sumidero no trague. Y es que hay que tener claro que hay cosas que no tienen que tirarse bajo ningún concepto por el WC.

El caso más popular y desaconsejable es el de arrojar toallitas húmedas por el váter. Deberíamos ser conscientes de lo grave que resulta esta acción cotidiana tan simple; tirar el papel higiénico tiene un pase, pero no lo tiene hacer lo mismo con las toallitas desechables, las cuales no son biodegradables y pueden llegar a ocasionar enormes atascos en las cañerías.

Desde hace algunos lustros, el uso de estas toallitas se extendió entre toda la población, de ahí que su uso sea masivo. Lo que no hay que hacer después de usarlas es tirarlas al inodoro, pues su lugar es la papelera o el cubo de la basura. Al no poder pasar las toallitas por los filtros y las bombas de los sistemas encargados del saneamiento, el escenario que se origina es del todo desagradable.

Además, este hábito puede dar lugar tarde o temprano a obstrucciones en las tuberías de la vivienda o el edificio; lo siguiente será tener que llamar a un fontanero profesional, el cual nos cobrará más de veinte euros por su visita e intervención. El gasto público en combatir esta costumbre doméstico tan poco recomendable anda cada año en centenas de miles de millones de euros, lo que nos da una idea de la dimensión del problema.

Tampoco podemos obviar el negativo impacto medioambiental que tiene el hecho de arrojar las toallitas desechables al WC. Las depuradoras, como consecuencia, tienen que soportar toneladas de residuos. En otras ocasiones, estos restos pueden acabar en ríos o mares, con la contaminación de las aguas que ello conlleva y con lo perjudicial que esto resulta para los peces y las especias acuáticas y marinas.

Del mismo modo que tenemos que cuidarnos de no tirar al WC las toallitas, tenemos que intentar hacer lo mismo con las toallas sanitarias, los tampones y las compresas. Estos productos tampoco logran disolverse en el agua, con lo que también dan lugar a atascos y obstrucciones. Son las mujeres las que tienen que concienciarse de la urgencia de no tirar más tampones al inodoro, porque podrían atascar las tuberías de su casa, su residencia, su bloque de vecino o su apartamento.

Tampoco los preservativos deben ser arrojados al WC. El hecho de que están fabricados por las compañías para no romperse agrava la situación. Y es que los condones pueden acabar flotando en las alcantarillas de las ciudades u obstruyendo las tuberías de los edificios. Igual escenario se plantea con los bastoncillos para las orejas y los pañales que utilizan los bebés o las personas mayores. Su lugar no es otro que la papelera, la basura o ele almacenamiento de desecho que tengamos en la casa.

Hay personas que tienen la costumbre de fumar y echar luego las colillas al WC. Se trata sin duda de un mal hábito que no hay que llevar a cabo en ningún caso. El cigarrillo se quedará flotando en el agua del inodoro hasta tres o cuatro veces después de que hayamos tirado de la cadena, con el gasto de agua que ello conlleva. Para colmo, su composición motiva que no pueda ser descompuesta de una manera fácil, por lo que tiene a atrancar los conductos y tubos de la instalación. Los químicos de los que está hecho el tabaco actual se suman además a la red de aguas, algo que no es tampoco nada bueno.

Debemos prescindir del hábito de echar el aceite en el WC; un único litro de aceite vertido puede ser capaz de contaminar hasta mil litros de agua. Casi nada. A las depuradoras les cuesta mucho trabajo separar estos líquidos, lo que repercute al final de manera directa y perjudicial en el medio ambiente. Si el aceite se termina mezclando con las toallitas desechables con los pañales, el atasco que puede llegar a producirse en la instalación será monumental.

Sobre todo, como decíamos más arriba, lo esencial es que el WC no sea sinónimo de contenedor de basuras. No tenemos que utilizar el váter para arrojar tampoco el hilo dental, las pastillas, los jarabes, los medicamentos, las pinturas, los disolventes, las lejías o los amoniacos; los productos químicos que, a veces, sin saberlo, echamos al inodoro pueden llegar a ser muy nocivos. Las consecuencias de todo ello son por lo general muy adversas y perjudiciales, para la salud y para el bolsillo.

Como reemplazar las tomas de agua del cuarto de baño

Saber que son las tomas de agua, cual es la función y cómo podemos reemplazar las mismas resulta necesario en muchas situaciones y contextos, por ejemplo, cuando recién nos mudamos a un nuevo hogar y detectamos la presencia de fugas o pérdidas de agua en el baño, o también en el caso de que queramos cambiar el estilo del cuarto de baño mediante una reforma de dicha habitación.

No es igual cambiar una toma del cuarto de baño que sustituir un grifo, puesto que el reemplazo de tomas conlleva un mayor nivel de complejidad dado a la instalación propia de dichos elementos, por lo que este procedimiento debe ser efectuado por técnicos especializados en la fontanería como lo son los fontaneros experimentados.

Ahora bien, en este artículo vamos a describirte cuales son los procedimientos y pasos que llevara a cabo tu fontanero de confianza para que puedas tomar las previsiones necesarias antes de que las tomas de agua del baño de tu hogar sean cambiadas o reemplazadas.

¿Que son las tomas de agua de los baños?

No podemos iniciar con la descripción de los procedimientos que se realizan para sustituir una toma de agua sin antes explicar que son estos elementos y cuál es el objetivo de los mismos. Se llaman tomas de agua a las conexiones que se encuentran en la pared o en el suelo del baño y de la cocina en donde se montaran los grifos o los conductos para la distribución del agua.

Las tomas de agua son por consiguiente el punto de acceso al suministro de agua en una habitación, por lo que se comprende que dichos elementos son altamente importantes en el baño y su disposición tiene un rol determinante en la posición donde se instale el lavabo, la ducha, la bañera, el inodoro y todos los demás elementos que requieran del suministro de este líquido. En base a lo anteriormente mencionado es fácil entender que cuando se desea reformar el estilo del cuarto de baño resultara necesario realizar el cambio de las tomas de agua del mismo.

En algunos casos solo existe un solo tipo de toma de agua en el baño, no obstante, en la mayoría de las viviendas los baños disponen de dos diferentes tomas de agua por el cual se conducen distintos tipos de líquidos, en una de las tomas se suministra agua caliente mientras que en la otra discurre agua con temperatura baja.

Con el paso de los años puede que el estilo o el diseño de tu baño comience a aburrirte y quieras por ende cambiar el esquema y la disposición de los componentes del mismo para obtener un baño rejuvenecido y revitalizado. Una de las formas de reformar el diseño del baño es cambiando la forma en la que se encuentran instalados la bañera, el escusado y el lavabo, y por lo tanto tendremos que reemplazar también la ubicación de las tomas de agua de estos elementos.

Se debe destacar que en ocasiones el propósito de realizar un cambio de la toma de agua se justifica por la avería o los problemas que pueda presentar las tomas de agua, siendo esta el motivo más usual por lo cual las personas recurren a los servicios de una empresa de fontanería para contratar la sustitución de estos elementos. Gran parte de los problemas que pueden presentar las tomas de agua son provocados por el desajuste de dichas tomas o por la falta de mantenimiento y uso de la misma.

¿Cómo puedo sustituir las tomas de agua de los baños?

Reiteramos que los cambios de las tomas de agua deben ser realizados de forma exclusiva por fontaneros certificados y con experiencia ya que dicho procedimiento requiere conocer una serie de conocimientos y habilidades especializadas del ámbito de la fontanería además de disponer de herramientas y equipos especializados para este tipo de trabajo.

En caso de que decidas llevar a cabo esta labor por tu propia cuenta, debes realizar inicialmente aquel procedimiento que todo fontanero realiza antes de ejecutar cualquier tipo de trabajo en las instalaciones de fontanería, el cual es cerrar preventivamente el paso de agua para evitar el desperdicio de este liquido durante el procedimiento.

Luego de haber cerrado la llave de paso, debemos abrir el grifo que se encuentra conectado en la toma de agua que reemplazaremos para que termine de discurrir toda el agua que aún permanecía aun en la tubería. Posteriormente debemos desenroscar aquel elemento que se encuentre conectado a la toma de agua, ya sea un grifo directamente o un latiguillo que interconecte la toma de agua con un grifo, un electrodoméstico o un equipo.

Una vez retirado el elemento que estaba conectado con la toma de agua debemos comenzar el desmontaje de la toma de agua y para ello necesitaremos llaves profesionales como las que usan los fontaneros puesto que dichas tomas suelen estar firmemente ajustadas y se requiere una herramienta lo suficientemente resistente como lo es la llave inglesa.

Cuando logremos quitar la toma de agua continuaremos el trabajo realizando un aseo o limpieza de la rosca del conducto donde se integrará la nueva toma de agua mediante el uso de cepillo profesional que permite eliminar todo tipo de restos que alteren el enroscamiento de la toma como lo son algunos vestigios del proceso de corrosión que usualmente sufren las tuberías de metal.

Lo siguiente será instalar la nueva pieza de toma de agua que debemos haber adquirido previamente, recordando que también debemos comprar teflón que utilizaremos para la instalación de la nueva toma. El teflón debemos agregarlo a la pieza de toma que instalaremos antes de enroscar la misma puesto que este material resulta esencial para prevenir el escape o la fuga de agua debido a que crea un sello hermético entre la rosca de la tubería y la toma de agua.

Por ultimo finalizaremos enroscando con la llave inglesa la nueva toma de agua y ya habremos culminado esta tarea, sin embargo, se recomienda realizar una serie de pruebas con el latiguillo y el grifo conectados a la toma para determinar que no existe pérdidas de agua y que hemos efectuado un cambio de toma de agua rotundamente exitoso.

Cómo instalar un descalcificador electrónico en casa

Cuando el agua que llega a nuestra casa tiene un alto contenido de cal, la misma se considera no apta para el consumo humano, ya que la cal en grandes cantidades puede producirnos distintos problemas de digestión, así como en nuestros riñones debido a su incapacidad de filtrar esta sustancia. De ahí a que, una vez que determines la alta dureza (mucha cal) del agua de tu casa, sea necesario instalar un descalcificador electrónico para lograr que el agua sea 100% potable y consumible. De esa forma evitaremos el gasto que conlleva comprar agua embotellada y, al mismo tiempo, lograremos que toda el agua que llega a nuestro hogar sea de buena calidad y apta tanto para beber como para cocinar. ¿Te interesa la idea? Entonces conozcamos cómo puedes instalar un descalcificador electrónico en tu casa.

¿Cómo instalar un descalcificador electrónico?

Primeramente, se debe seleccionar el lugar donde instalar el descalcificador. Nosotros te sugerimos que lo instales cerca de la toma principal de agua de la casa, para de esa manera purificar toda el agua que llega a tu casa y así te olvides de los problemas que causa la cal. Por tanto, el descalcificador electrónico preferiblemente debe ir instalado en las cercanías del fregadero para purificar directamente el agua que utilizas para el consumo humano y para cocinar. Así que empieza a hacer espacio y a resituar algunos objetos para poder instalar el descalcificador cómodamente. Recuerda que mientras más personas vivan en tu casa, más alto será el consumo de agua y, por ende, necesitarás de un descalcificador electrónico más grande y más potente. Ten eso último en cuenta antes de comprar el artefacto y asesórate con un fontanero profesional para asegurarte de que la inversión valga la pena.

Seguidamente, reúne las herramientas y materiales que necesitarás para ejecutar la instalación. Principalmente, requerirás una llave de tubo, como herramienta, y codos y tes con roscas, como materiales que te ayudarán a conducir el flujo de agua hacia el descalcificador. Algunos descalificadores electrónicos vienen con todos los materiales que necesitas para su instalación, pero esto depende de la marca y modelo que hayas comprado. A veces ni siquiera es necesario usar codos y tes, mientras que, en ocasiones, se requiere de muchos materiales para realizar la instalación. En realidad, el uso de materiales varía mucho de acuerdo al lugar en particular de la instalación y del modelo de aparato a instalar.

Si te sientes perdido en este punto, lo mejor es que llames a un fontanero para que te ayude o, por qué no, para que él mismo realice toda la instalación. Esta última opción es de las mejores que puedes tomar ya que tendrás tu descalcificador electrónico instalado en pocos minutos y por poco dinero, con la garantía de calidad que te brinda la instalación de un profesional en el área. Sin embargo, si quieres continuar tú con la instalación, no hay problema, veamos cómo se realiza entonces.

Eso sí, antes de instalar cualquier tipo o modelo de descalcificador electrónico, todos los fabricantes recomiendan tener a la mano al menos 25 kilos de sal para ejecutar la puesta en marcha del aparato. De hecho, en el manual de instrucciones de tu descalcificador deben especificar este requisito, así que compruébalo tú mismo. De todas formas, a continuación, detallaremos a fondo el proceso de instalación.

¿Cómo instalar un descalcificador electrónico paso a paso?

Como se mencionó antes, es importante que instales el descalcificador en la entrada de agua de toda la casa, ya que de esa manera el agua saldrá libre de cal por todas las tuberías y grifos de la vivienda. No olvides que la cal en exceso no solo es dañina para los seres vivos sino también para algunos materiales de fontanería, pudiendo producir atascos indeseados en las tuberías de nuestra casa y alterando su óptimo funcionamiento de esa manera. Por consiguiente, antes de empezar con la instalación, corta el paso de agua a toda la vivienda cerrando la llave principal. De esa manera, te asegurarás que podrás trabajar sin riesgos de inundaciones o malgastos de agua al tener ciertas tuberías abiertas mientras realizas la instalación del descalcificador.

Ahora, el siguiente paso será cortar un tramo de medio metro de la tubería principal de la vivienda. El espacio generado al realizar este corte servirá para proceder con el montaje del descalcificador electrónico. En ocasiones, la tubería principal se encuentra empotrada en la pared, por lo que deberemos realizar obras para romper adecuadamente el concreto y poder cortar la tubería. No obstante, si la tubería está ubicada de manera externa, podrás realizar el corte de manera más fácil y rápida.

Lo que deberás hacer a continuación es opcional, pero nosotros te lo recomendamos como obligatorio. Puedes hacer un by-pass en la tubería principal para tener dos suministros de agua en tu casa: uno descalcificado y el otro con cal. El agua con cal te servirá para regar las plantas o realizar la limpieza de la casa y te permitirá alargar la vida útil de los filtros del descalcificador, al no tener que usarlo siempre. Sin embargo, debemos admitir que realizar esta operación no es nada sencillo y se requiere la contratación de un fontanero profesional.

En seguida, deberás montar los filtros que van ubicados en los vasos o portafiltros del descalcificador. Estos elementos son los que permite purificar el agua, al impedir que la cal y otros sedimentos lleguen en el agua de nuestra casa. Por lo general, los filtros tienen agujeros de 50 micras que les permiten retener las más finas partículas de cal y sales minerales. Como siguiente paso, deberás asegurarte de que hayas realizado todas las conexiones correspondientes de manera segura (sin ningún tipo de fuga o imperfección) y comprobar que la instalación en general del descalcificador haya sido óptima.

Para poner en funcionamiento el aparato, conéctalo a la corriente eléctrica y restablece el suministro de agua de tu casa. Seguidamente, realiza la puesta en marcha según las instrucciones del fabricante.

Arreglar bañera descascarillada

Arreglar la bañera descascarillada puede aparentar ser una tarea muy compleja, sin embargo puede que no lo sea si posees con las herramientas precisas y la perseverancia necesaria.

El tema de esta semana será mostrarles cómo arreglar la bañera descascarillada empleando un restaurador de cerámica profesional, el cual se puede comprar en la mayoría de las ferreterías.

Para este procedimiento emplearemos un equipo particular para arreglar la bañera descascarillada, el cual contiene:

  • Una lija gruesa Nro 60 a 80
  • Una lija fina Nro 150 a 180
  • Masilla restauradora o arreglatodo
  • Endurecedor
  • Una espátula
  • Pintura en aerosol o spray

Procedimiento para arreglar la bañera descascarillada

Lo primero que se debe hacer y muy importante, es limpiar a fondo todo el área que se va a restaurar. Luego, el siguiente paso es eliminar todo el óxido utilizando la lija gruesa, para después limpiar nuevamente el área trabajada así como también la cerámica adyacente para que no quede restos de grasa y se espera a un tiempo prudencial para que el área se seque adecuadamente y no quede húmedo.

Preparación de la masa restauradora para la bañera descascarillada

A continuación se debe preparar la masa a utilizar en la restauración, para esto se debe mezclar la masilla con una pequeña cantidad de endurecedor en una proporción de 30 partes de masilla por cada parte de endurecedor o lo recomendado por las instrucciones del elaborador.

Después de mezclar, contamos con alrededor de 4 minutos para utilizar la masilla. La función de la masilla es reemplazar el material restante en el hueco de la bañera, para esto, aplicamos la masilla utilizando la espátula hasta colmar el hueco de la bañera. Al terminar este paso, dejamos reposar el área afectada de 30 a 45 minutos.

Eliminar el sobrante de masilla en la restauración de la bañera descascarillada

Cuando se encuentre dura y seca la masilla, utilizaremos la lija fina para eliminar el sobrante de masilla hasta que el instante en que la superficie quede lisa y sin nódulos.

Pintar la bañera descascarillada restaurada

Después de terminado los procedimientos ya mencionados, podremos trabajar en el área afectada que restauramos. Aplicar la pintura en aerosol o spray es muy fácil:

  • Agitar vigorosamente el recipiente antes de utilizar para que no nos queden grumos en el producto final
  • pulverizar el spray de 15 a 20 cm de distancia del área a reparar
  • El tiempo de espera varía de 5 a 10 minutos de acuerdo a los distintos elaboradores para poder repetir el procedimiento
  • Aplicar una segunda capa de pintura para un mejor acabado

Quedarás complacido con el producto final, no solo por su aspecto profesional, sino también porque estos materiales desbañerados a la restauración de bañeras soportan la prueba del tiempo, además de temperaturas mayores de 60 °C.

En caso de que estos consejos te hayan sido de utilidad, nos ayudaría bastante que lo compartieras. Tampoco vaciles a la hora de manifestarnos tus preguntas y comentarios acerca del mundo de la plomería, ya que nunca dudaremos de responderlas con todo el placer del mundo.

 

Tomas de agua

Las tomas de agua son el lugar por el cual el agua de nuestra casa sale. Es una conexión que lleva a la red de tuberías, también se puede poner para lavadoras o el lavavajillas.

Se puede montar con agua fría o agua caliente según lo que tú quieras. Si la instalación ya viene con la casa lo más seguro es que ya la tengas puesta.

También en caso de que esté en un sitio que no te guste puedes cambiarla.

Las averías de las tomas de agua puede deberse porque no se usen de forma correcta los grifos.

Para cambiar las tomas de agua lo primero que se ha de hacer es cerrar la llave de paso general, que está situada en la cocina y antes de ponerte a cambiar todas las tomas mira que por los grifos ya deje de caer agua para evitar problemas tales como inundanciones.

Cuando hagas esto tienes que abrir el grifo para que caiga el agua que había en la tubería y se quede vacío, en el momento en que veas que no cae nada de agua entoncecs puedes empezar con la instalación.

Vas a desenroscar el latiguillo y luego ver el estado en el cual se encuentran las juntas y en caso de que no estén bien lo que tienes que hacer es cambiarlos por unos nuevos.

Luego desenrosca la toma de agua que está enroscada a una tubería. Tendrás que utilizar herramientas de fontanero como son las llave inglesas.

Después de esto ponte a limpiar la rosca con un cepillo de cerdas duras para que quede totalmente limpio. A continuación prepara la nueva pieza de la toma de agua que hayas adquirido, que viene con un embellecedor. Tienes que aplicar teflón líquido para que la rosca que vas a poner quede totalmente sellada.

Enrosca la nueva toma de agua a la pared y mira que el latiguillo se pueda enroscar de manera sencilla.

Otra cosa que has de hacer cuando la llave de paso general esté abierta será comprobar si hay fugar y si ves que aun haciendo esto no hay ningún tipo de fuga en ningún lado abre la llave del grifo y si todo va correcto pues ya tendrás tu instalación hecha.

Como ahorrar agua

Hay quien ha vivido en sitios donde ha podido derrochar agua mientras que otras personas han tenido problemas por los cortes de agua, por tener que ahorrar y no poder gastar mucha agua.

Hay que seguir una rutina diaria para poder ahorrar agua además de en la factura de la misma y así cuidar de la naturaleza.

Una de las cosas que podemos hacer par ahorrar agua es ducharnos en vez de bañarnos ya que cada vez que te bañas, llenas la bañera y haces mucho gasto de agua por cada baño despilfarrando miles de litros de agua.

Cuando te estés enjabonando en vez de dejar que el agua que no utilizas corra has de apagar el grifo, enjabonarte y cuando estés enteramente con jabón proceder a enjuagarte ya que de esta manera ahorrarás muchos litros de agua.

Cuando estés afeitándote o lavándote los dientes lo que has de hacer es cerrar el grifo para que no caiga agua.

Si eres de los que tira los papeles al retrete deja de hacerlo ya que a parte que gastas mucha agua lo que puedes provocar es atascamiento e inundaciones.

Cuando vayas a descongelar alimentos del congelador no pongas los alimentos debajo del agua porque estás tirando agua… Mete los alimentos en la navera e irás viendo como ahorrando en agua se van descongelando.

Las lavadoras, al igual que los lavavajillas consumen agua, busca los que tengan el símbolo A+ y siempre úsalos con carga completa.

Los grifos que van perdiendo agua pueden ocasionar pérdidas de muchos litros diarios.

Otra manera de ahorrar es reducir la presión y ahorramos dinero también o cerrar la llave de paso.

Hay quien instala en el baño una cisterna de doble descarga ya que le das al de gastar menos y el ahorro de la factura de la misma lo vas notando.

Como limpiar un bote sifónico cuando hay atasco en el baño

De vez en cuando, algún llamado de urgencia de uno de nuestros clientes tiene que ver directamente con que han comenzado a detectar algún mal olor en el baño, sin saber cuál es su procedencia, o bien pudiendo identificar claramente que se trata de un atasco.

Normalmente, en estos casos lo que hace falta es limpiar el bote sifónico, y lo cierto es que la falta de mantenimiento puede producir obturaciones mucho más comúnmente de lo que se cree.

Si no sabes de qué se trata el bote sifónico, tienes que considerar que suele colocarse en la salida de las pilas de la cocina o el baño, justamente pensando en que detenga la proliferación de los malos olores. Y aunque para un profesional, el limpiar un bote sifónico es una tarea sencilla ya que cuenta con los conocimientos y herramientas necesarias, le recomendamos a la gente común que no intente realizar esta labor en su vivienda o podría complicar las cosas.

De todos modos, si quieres saber dónde se sitúa el bote sifónico, casi siempre podrás encontrarlo debajo de una placa metálica de forma más bien circular, que se halla en las inmediaciones del suelo de la cocina o del baño.

Para acceder al mismo tienes que desmontar la cobertura metálica que suelen tener, casi siempre atornillada. Si quieres deshacer un atasco bajo tu responsabilidad, será necesario que cuentas con una fregona para tratar de desarticularlo. Al mismo tiempo, es probable que durante el procedimiento salte algo de agua hacia el piso.

Nuestra recomendación es que si quieres eliminar el atasco por completo y evitar otros futuros, tomes unos guantes, te los coloques, y te encargues de quitar manualmente toda la suciedad que se pudiera haber acumulado dentro de tus botes sifónicos. Cuando termines, será cuestión de volver a color todos los elementos en la posición en la que se encontraban.

Si de todos modos observas que el atasco sigue allí, entonces te recomendamos que dejes las cosas como están, y que llames cuanto antes a un especialista de nuestro equipo de profesionales cualificados para que pueda darte una mano con este tipo de tareas.

Inodoros ecológicos

Cuando decimos inodoros ecológicos nos referimos a los baños que no necesitan agua para ser utilizados. Nos ahorran dinero. No están sujetos al bajante de casa y no se dirigen a la red de aguas residuales y se pueden poner en cualquier sitio.

Consta de dos cámaras que están secas y no producen sustancias contaminantes. Tienes que estar impermeabilizadas y herméticas para que no haya fugas.

La cámara que está en la parte de abajo es la primera que se llena después va al periodo de llenado. Aquí los desechos se convierten en compost para abono.

Lo bueno que tienen es que no gastas agua y te ahorras dinero en la factura del agua. Se pueden instalar en cualquier vivienda y tiene que ser supervisada por un fontanero.

Hay baños seccos por deshidratación (deshidrata los desechos) pero no tiene productos químicos. La cámara está algo llena con material que seca que absorbe la humedad. La orina tiene que ir en otro depósito para no sumarle humedad. Para que sea más efectivo el proceso hay que intentar que lo haga de una manera rápida.

Los baños composteros se pueden ver en casas de campo. Tiene una serie de sustancias que hace que e sequen los desechos y crea abono para el campo. Todos los productos se mezclan con las heces para conseguir compost. Esto conlleva un tiempo que más o menos es de 10 meses.

Siempre hay que contratar un fontanero para este tipo de instalaciones para evitar fugas.