Tomas de agua

Las tomas de agua son el lugar por el cual el agua de nuestra casa sale. Es una conexión que lleva a la red de tuberías, también se puede poner para lavadoras o el lavavajillas.

Se puede montar con agua fría o agua caliente según lo que tú quieras. Si la instalación ya viene con la casa lo más seguro es que ya la tengas puesta.

También en caso de que esté en un sitio que no te guste puedes cambiarla.

Las averías de las tomas de agua puede deberse porque no se usen de forma correcta los grifos.

Para cambiar las tomas de agua lo primero que se ha de hacer es cerrar la llave de paso general, que está situada en la cocina y antes de ponerte a cambiar todas las tomas mira que por los grifos ya deje de caer agua para evitar problemas tales como inundanciones.

Cuando hagas esto tienes que abrir el grifo para que caiga el agua que había en la tubería y se quede vacío, en el momento en que veas que no cae nada de agua entoncecs puedes empezar con la instalación.

Vas a desenroscar el latiguillo y luego ver el estado en el cual se encuentran las juntas y en caso de que no estén bien lo que tienes que hacer es cambiarlos por unos nuevos.

Luego desenrosca la toma de agua que está enroscada a una tubería. Tendrás que utilizar herramientas de fontanero como son las llave inglesas.

Después de esto ponte a limpiar la rosca con un cepillo de cerdas duras para que quede totalmente limpio. A continuación prepara la nueva pieza de la toma de agua que hayas adquirido, que viene con un embellecedor. Tienes que aplicar teflón líquido para que la rosca que vas a poner quede totalmente sellada.

Enrosca la nueva toma de agua a la pared y mira que el latiguillo se pueda enroscar de manera sencilla.

Otra cosa que has de hacer cuando la llave de paso general esté abierta será comprobar si hay fugar y si ves que aun haciendo esto no hay ningún tipo de fuga en ningún lado abre la llave del grifo y si todo va correcto pues ya tendrás tu instalación hecha.