Cómo instalar un descalcificador electrónico en casa

Cuando el agua que llega a nuestra casa tiene un alto contenido de cal, la misma se considera no apta para el consumo humano, ya que la cal en grandes cantidades puede producirnos distintos problemas de digestión, así como en nuestros riñones debido a su incapacidad de filtrar esta sustancia. De ahí a que, una vez que determines la alta dureza (mucha cal) del agua de tu casa, sea necesario instalar un descalcificador electrónico para lograr que el agua sea 100% potable y consumible. De esa forma evitaremos el gasto que conlleva comprar agua embotellada y, al mismo tiempo, lograremos que toda el agua que llega a nuestro hogar sea de buena calidad y apta tanto para beber como para cocinar. ¿Te interesa la idea? Entonces conozcamos cómo puedes instalar un descalcificador electrónico en tu casa.

¿Cómo instalar un descalcificador electrónico?

Primeramente, se debe seleccionar el lugar donde instalar el descalcificador. Nosotros te sugerimos que lo instales cerca de la toma principal de agua de la casa, para de esa manera purificar toda el agua que llega a tu casa y así te olvides de los problemas que causa la cal. Por tanto, el descalcificador electrónico preferiblemente debe ir instalado en las cercanías del fregadero para purificar directamente el agua que utilizas para el consumo humano y para cocinar. Así que empieza a hacer espacio y a resituar algunos objetos para poder instalar el descalcificador cómodamente. Recuerda que mientras más personas vivan en tu casa, más alto será el consumo de agua y, por ende, necesitarás de un descalcificador electrónico más grande y más potente. Ten eso último en cuenta antes de comprar el artefacto y asesórate con un fontanero profesional para asegurarte de que la inversión valga la pena.

Seguidamente, reúne las herramientas y materiales que necesitarás para ejecutar la instalación. Principalmente, requerirás una llave de tubo, como herramienta, y codos y tes con roscas, como materiales que te ayudarán a conducir el flujo de agua hacia el descalcificador. Algunos descalificadores electrónicos vienen con todos los materiales que necesitas para su instalación, pero esto depende de la marca y modelo que hayas comprado. A veces ni siquiera es necesario usar codos y tes, mientras que, en ocasiones, se requiere de muchos materiales para realizar la instalación. En realidad, el uso de materiales varía mucho de acuerdo al lugar en particular de la instalación y del modelo de aparato a instalar.

Si te sientes perdido en este punto, lo mejor es que llames a un fontanero para que te ayude o, por qué no, para que él mismo realice toda la instalación. Esta última opción es de las mejores que puedes tomar ya que tendrás tu descalcificador electrónico instalado en pocos minutos y por poco dinero, con la garantía de calidad que te brinda la instalación de un profesional en el área. Sin embargo, si quieres continuar tú con la instalación, no hay problema, veamos cómo se realiza entonces.

Eso sí, antes de instalar cualquier tipo o modelo de descalcificador electrónico, todos los fabricantes recomiendan tener a la mano al menos 25 kilos de sal para ejecutar la puesta en marcha del aparato. De hecho, en el manual de instrucciones de tu descalcificador deben especificar este requisito, así que compruébalo tú mismo. De todas formas, a continuación, detallaremos a fondo el proceso de instalación.

¿Cómo instalar un descalcificador electrónico paso a paso?

Como se mencionó antes, es importante que instales el descalcificador en la entrada de agua de toda la casa, ya que de esa manera el agua saldrá libre de cal por todas las tuberías y grifos de la vivienda. No olvides que la cal en exceso no solo es dañina para los seres vivos sino también para algunos materiales de fontanería, pudiendo producir atascos indeseados en las tuberías de nuestra casa y alterando su óptimo funcionamiento de esa manera. Por consiguiente, antes de empezar con la instalación, corta el paso de agua a toda la vivienda cerrando la llave principal. De esa manera, te asegurarás que podrás trabajar sin riesgos de inundaciones o malgastos de agua al tener ciertas tuberías abiertas mientras realizas la instalación del descalcificador.

Ahora, el siguiente paso será cortar un tramo de medio metro de la tubería principal de la vivienda. El espacio generado al realizar este corte servirá para proceder con el montaje del descalcificador electrónico. En ocasiones, la tubería principal se encuentra empotrada en la pared, por lo que deberemos realizar obras para romper adecuadamente el concreto y poder cortar la tubería. No obstante, si la tubería está ubicada de manera externa, podrás realizar el corte de manera más fácil y rápida.

Lo que deberás hacer a continuación es opcional, pero nosotros te lo recomendamos como obligatorio. Puedes hacer un by-pass en la tubería principal para tener dos suministros de agua en tu casa: uno descalcificado y el otro con cal. El agua con cal te servirá para regar las plantas o realizar la limpieza de la casa y te permitirá alargar la vida útil de los filtros del descalcificador, al no tener que usarlo siempre. Sin embargo, debemos admitir que realizar esta operación no es nada sencillo y se requiere la contratación de un fontanero profesional.

En seguida, deberás montar los filtros que van ubicados en los vasos o portafiltros del descalcificador. Estos elementos son los que permite purificar el agua, al impedir que la cal y otros sedimentos lleguen en el agua de nuestra casa. Por lo general, los filtros tienen agujeros de 50 micras que les permiten retener las más finas partículas de cal y sales minerales. Como siguiente paso, deberás asegurarte de que hayas realizado todas las conexiones correspondientes de manera segura (sin ningún tipo de fuga o imperfección) y comprobar que la instalación en general del descalcificador haya sido óptima.

Para poner en funcionamiento el aparato, conéctalo a la corriente eléctrica y restablece el suministro de agua de tu casa. Seguidamente, realiza la puesta en marcha según las instrucciones del fabricante.